La presencia del economista Martín Redrado se destacó en el Congreso de Ingeniería Civil

October 20, 2014

Continuó ayer en el CEMO (Centro de Exposiciones Municipal) el VII Congreso Nacional de Estudiantes de Ingeniería Civil (Coneic) y, sin dudas, la presencia y charla que brindó el economista y ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, fue el eje central de la jornada que volvió a desarrollarse ante mil alumnos provenientes de facultades de ingeniería de 35 universidades del país.

De esta manera continuó este encuentro en el que durante cuatro jornadas se discuten los últimos avances en materia de tecnología, métidos y soluciones relacionados con la Ingeniería Civil. Cerca de las 15 arribó Redrado al CEMO y luego de una charla con la prensa, en la que estuvo acompañado por el intendente José Eseverri, se dirigió al escenario para hablarle al millar de estudiantes que lo escucharon atentamente y también lo aplaudieron, con risas incluidas, cuando comenzó a matizar su charla acerca de la política y la situación en la Argentina con algunos temas personales.

Entre los mil estudiantes había cinco de Chile, ya que hay un acuerdo entre los Aneic (Asociación Nacional de Estudiantes de Ingeniería Civil) de ambos países para que los ganadores de las ponencias viajen a los congresos de ingeniería. Hoy, el programa continuará con visitas técnicas y por la noche habrá una jornada recreativa.

En esta oportunidad, Redrado -quien recordó que pudo estudiar en el exterior gracias a una beca, "y me quedé a trabajar, pero con la mirada puesta en mi país"- resaltó que "hay le gustan los países que piensan el futuro, con trabajo, con ideas, con inteligencia y creatividad, y que hacen algo distinto para crecer y mejorar. La Argentina tiene los recursos naturales y la gente con inteligencia para producir algo diferente".

Asimismo, señaló que "yo me fui del Banco Central a principio de 2010. Y le dije a la presidenta que si manoteaba las reservas, se quedaba sin dólares. Dejé el Banco Central con 50 mil millones y hoy hay 27 mil millones, y siguen yéndose los dólares a Uruguay, a Paraguay, a Bolivia y a Perú. Encima, hicieron un cepo. Se agrava con las importaciones, ya que hay hospitales que no tienen insumos que deben importarse, y lo mismo pasa con la industria automotriz. Nos queda ser un país abúlico y sin oportunidades, o uno moderno, con inclusión y con trabajo de calidad. A mí me gusta una Argentina con proyectos, con procesos de productividad, en la que se hagan cosas distintas al resto del mundo".

Sin dudas, una anécdota -que contó al principio- fue la que más se festejó y que todos comentaron al final. Fue cuando contó cómo consiguió su primer trabajo en el exterior, cuando le dijeron: "Martín, tenés una Ferrari y es un día lluvioso. En una esquina están una viejita frágil, una rubia espectacular y tu jefe. ¿A quién subís a la butaca derecha? La rubia me seducía, también ayudar a la viejita débil pero en un mundo competitivo no tenía chances, y no me gusta ser alcahuete del jefe. Entonces respondí así: le doy la llave del auto a mi jefe para que lleve a la viejita y yo me voy caminando con la rubia bajo la lluvia. Así conseguí mi primer trabajo".

 

Fuente: Diario El Popular

 

Please reload

Featured Posts

Se conocieron las propuestas financieras para la construcción de la central Chihuido I en Neuquén

October 11, 2014

1/3
Please reload

Recent Posts

November 18, 2014

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload